Artículos


noviembre 8, 2012


me han dicho que RONCO. ¿Tengo algún problema RESPIRATORIO?

El ronquido se produce por la vibración de las estructuras blandas de la faringe, en especial el velo del paladar y las paredes laterales de la orofaringe. Según la SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) la prevalencia de este trastorno es de un 40% de los varones y 20% de las mujeres.

El roncador simple se caracteriza por no presentar sintomatología asociada al sueño y despertar, por lo que su actividad diurna es normal. Su sintomatología va a estar en relación con las repercusiones sociales y familiares de las personas que conviven con el roncador. Para eliminar y reducir la frecuencia e intensidad del ronquido se puede solucionar con un dispositivo de avance mandibular

Por otra parte roncar puede ser la señal de aviso de una enfermedad: El síndrome de apnea e hipoapnea del sueño (SAHS). Éste es el trastorno respiratorio más frecuente que se produce durante el sueño, afectando a un 2-4% de la población general adulta en el mundo industrializado. El SAHS afecta a varones y mujeres en cualquier rango de edad, si bien predominan los varones de edad media. Los factores predisponentes  principales son la obesidad y las anomalías anatómicas que interfieren con la permeabilidad  de las vías aéreas superiores, aunque también hay otros como el alcohol, el tabaco, la dieta, la postura que adoptamos al dormir, etc.

El SAHS se produce por episodios repetidos de obstrucción parcial (hipoapnea) y total (apnea) de la vía aérea superior de mas de 10 segundos de duración que tiene lugar mientras la persona duerme. Esta obstrucción es producto de la relajación durante el sueño de los músculos encargados de mantener permeable la vía aérea respiratoria. La cantidad de aire que llega a los pulmones se reduce, y esto puede provocar que llegue menos oxígeno a los tejidos, lo cual alerta a los mecanismos de defensivos del cuerpo que induce pequeños despertares, lo que permite recuperar la respiración normal hasta que se produce el siguiente episodio, alterándose así la calidad del sueño. Al limitar el flujo de aire se produce un aumento del esfuerzo para respiara apareciendo o no ronquido.

Las principales consecuencias de este trastorno son los accidentes de automóvil y de trabajo, alteraciones psiquiátricas, dificultad de atención –concentración, impotencia y /o reducción de la líbido, problemas conyugales, hipertensión arterial, arritmias cardiacas, angina de pecho e infarto agudo de miocardio (IAM), accidentes cerebro-vasculares (ACV) y aumento del riesgo de defunción.

Las principales señales de alerta son la presencia de ronquido muy intenso, con pausas de apnea, despertares transitorios repetidos que desestructuran la arquitectura normal del sueño. También pueden estar presentes otras situaciones como movimientos corporales excesivos, somnolencia diurna, dolor de cabeza por la mañana, pérdida de capacidad intelectual, levantarse al baño por las noches, etc.

El primer paso para el tratamiento de cualquier patología es realizar un diagnóstico preciso que confirme esta situación. En el caso del SAHS  lo ideal es acudir a una Unidad del Sueño. En la actualidad existen pocas unidades del sueño y el periodo de de espera es muy largo, por lo que se esta recurriendo a dispositivos simplificados que permiten realizar una valoración domiciliaria.

Una vez confirmado el diagnóstico del SAHS habrá que dar solución al mismo, para ello en función de los factores causantes de la patología serán necesarias diversas actuaciones desde la supresión de fármacos hipnóticos, control de la dieta y hábitos, control postural, pasando por aparatos de aire a presión continua o variable (CPAP y autoCPAP), dispositivos de avance mandibular e incluso técnicas quirúrgicas.

 





Clínica dental Dr. Pérez Paniagua
Av. Sancho el Fuerte, 71 - 1º C 31007 Pamplona

Pide tu cita
948 27 86 06
cita@clinicadentalpaniagua.com

¿Tienes dudas?
Te respondemos
Consúltanos tu caso